El ex-líder del Cartel de Sinaloa, Joaquín ‘Chapo’ Guzmán, pasó una cruda Navidad por tercera vez consecutiva, en la cárcel de máxima seguridad de Colorado, Estados Unidos.

El poderoso narcotraficante cumple una cadena perpetua desde julio de 2019, y pasó la festividad de fin de año de manera modesta, comparado a lo que debió estar acostumbrado mientras era el capo más buscado en el mundo.

Cena de Navidad carcelaria

Según dio a conocer el portal TMZ, el ‘Chapo’ se degustó cómo menú navideño una gallina de Cornualles y tarta de mantequilla de maní como postre.

También se conoció que la cárcel donde reposa el fundador del Cartel de Sinaloa contó con espectáculos de dibujo, pintura y hasta de talentos musicales durante la Navidad.

Guzmán Loera pasó la Navidad en medio de un tormentoso frío; Colorado reportó temperaturas de entre 6° grados celsius y -4° grados en la Nochebuena.

El capo mexicano tan solo tiene derecho a visitas de cuatro personas, entre ellas sus hijas gemelas. De hecho, en la Navidad de 2019, al ‘Chapo’ lo visitaron Emalí Guadalupe María Joaquina, sus pequeñas.