El féretro con el cuerpo del futbolista argentino Emiliano Sala, fallecido en un accidente aéreo cuando volaba de Nantes a Cardiff el 21 de enero, llegó a Buenos Aires a las 09:05 (hora local) para ser trasladado a su pequeño pueblo natal Progreso.

Sala murió a los 28 años al caer al canal de la Mancha la avioneta que lo llevaba para incorporarse al club galés Cardiff tras una celebrada trayectoria en Nantes de Francia.