El próximo fin a la enemistad entre Irán y Estados Unidos ya produjo una cumbre que permitiría terminar también con la guerra civil en Siria.

Luego de meses de negociaciones, reuniones y mediaciones de varios países para que Siria asistiera a la conferencia de paz, se logró el objetivo. El próximo 22 de enero en Montreux, Suiza, estarán sentados en la misma mesa la oposición siria y una delegación del régimen de Baschar Al Assad.

Ambos bandos hablarán de paz y de soluciones para finalizar el conflicto. Ante la conformación de asistencia Al Assad anunció un alto al fuego en Alepo y quiere hacer canje de prisioneros con los rebeldes.

El gobierno de suiza ha ordenado el cierre del espacio aéreo en 46 kilómetros como una de las principales medidas de seguridad ante la llegada de delegaciones de 30 países que apoyan la iniciativa de paz denominada Ginebra dos.

En medio de los bombardeos que no se detienen en Siria la noticia genera esperanza luego de tres años de guerra con un saldo de más de 125.000 muertos, y esperan que esta cumbre finalice con resultados duraderos.