Al noreste de la cordillera Erta Ale en Etiopía se encuentra Dallol, un cráter volcánico repleto de sal que emana gases tóxicos.

Un reciente estudio del Centro Nacional para la Investigación Científica desvirtuó las afirmaciones iniciales de algunos científicos de que allí había vida.

El hecho de que haya agua no implica que organismos vivientes puedan habitar en el lugar.

Vea la nota completa en el video.