Luego de que el pasado 13 de febrero, Los Ángeles Rams ganaran la final de la NFL en la versión número 56 del Super Bowl, uno de los que se llevó las miradas, en la premiación fue, Stan Kroenke, dueño de este equipo de fútbol americano.

Según Forbe, Kroenke, de 74 años, posee una fortuna 10,7 mil millones de dólares, dinero que ha logrado acumular gracias a un imperio deportivo que ha construido desde hace varios años.

Pese a su riqueza actual, el magnate comenzó barriendo el piso de un negocio de su padre en la ciudad de Mora, Missouri.

Stan entró al mundo de los negocios cuando estudiaba en la Universidad de Columbia, al adquirir una tienda de ropa para trabajar en ella y, más adelante, venderla por un mayor precio.

En 1974, se casó con Ana Walton, hija del cofundador de Walmart, lo que le brindó un mayor acceso a personalidades del mundo empresarial estadounidense.

Mientras esto pasaba, Stan ya había fundado el Grupo Kroenke y cofundado THF Realty, compañía con la que expandió su imperio a los centros comerciales en Estados Unidos, lo que representa 3.500 millones de dólares de su fortuna.

A estos negocios se le sumaron inmobiliarias, ranchos, entre otros, que ayudaron a consolidar la fortuna del hoy multimillonario,  pero Kroenke encontró en el deporte un nicho que lo podría hacer, aún, más rico.

En 1995, adquiere el 30% de los Rams, hoy ganadores del Super Bowl 2022, un año más delante compraría un 10% adicional del equipo.

Viendo el éxito de estos negocios, en 1999 decide fundar Kroenke Sports & Entertainment, desde donde lanza su primera gran apuesta, comprar al equipo Colorado Avalanche de la NHL y los Denver Nuggets de la NBA, como también el estadio de estos para aumentar sus ingresos a través de la venta de boletería.

Stan, no conforme con estas adquisiciones, decidió incursionar en el fútbol y en 2003 compró los Colorado Rapids de la MLS, lo que le abrió las puertas para más adelante llegar a la liga inglesa.

En 2007, adquiere una participación minoritaria del Arsenal y cuatro años después se queda con la participación mayoritaria, para convertirse en 2018 en su único propietario.

A pesar de tener cientos de propiedades no descuidaba ninguna por lo que en 2010 dio la estocada final y se quedó con el 60% de las acciones que le faltaba adquirir de Los Ángeles Rams.

Recientemente, Kroenke incursionó en los deportes virtuales fundando en 2017  a Los Angeles Gladiators, equipo que compite en la Overwatch League y en 2019  a Los Angeles Guerrillas para el Call Of Duty League.