El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, llamó este martes a prohibir los fusiles de asalto y presionó al Congreso a regular la tenencia de armas después del tiroteo que dejó 10 muertos en Colorado.

El ataque ocurrido el lunes en un supermercado de la ciudad de Boulder, se produjo días después de que un hombre matara a ocho personas en varios salones de masaje asiáticos de Atlanta, en Georgia.

Una repetición que suscitó llamadas urgentes a la administración demócrata y a los legisladores para que actúen.

Identificado como Ahmad Al Aliwi Alissa, de 21 años, el sospechoso resultó herido en la pierna y hospitalizado.

Su condición es “estable” y debe ser trasladado a prisión en poco tiempo, declaró la jefa de la policía de Boulder, Maris Herold, en una conferencia de prensa.

Fue acusado de diez asesinatos“, precisó.

Todavía se desconocen las motivaciones de este hombre descrito por conocidos como “asocial” y “paranoico“.

El joven, un musulmán proveniente de una familia de inmigrantes sirios, había comprado un arma semiautomática Ruger AR-556 menos de una semana antes del tiroteo.

Todas las víctimas, entre las que se incluye un policía, fueron identificadas y tenían edades comprendidas entre los 20 y los 65 años. 

Entre ellos está el agente de policía Eric Talley, de 51 años, el primero en responder al tiroteo.

Decenas de personas le rindieron homenaje el martes cubriendo con flores y globos su patrulla, estacionada frente a la comisaría de Boulder.

Otras tres víctimas eran empleados del supermercado King Soopers.

“No necesito esperar un minuto más, todavía menos una hora, para tomar medidas de sentido común que salvarán vidas en el futuro y para exhortar a mis colegas de la Cámara y el Senado a actuar”, aseguró Biden.

Añadió, “debemos prohibir también los fusiles de asalto“.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, se refirió a diferentes mecanismos para reforzar el control de armas de fuego y responder de forma más general a la “violencia en la población”.

Esto podría pasar, según ella, mediante “acciones del Ejecutivo“, y no únicamente por un proceso legislativo.