El líder opositor venezolano, Julio Borges, asumió la presidencia de la Asamblea de ese país, en sustitución de Henry Ramos Allup por acuerdo de la mayoría opositora.

Borges anunció que el presidente Nicolás Maduro sería declarado en abandono del cargo, según él, por incumplir sus deberes y hundir al país en una de las mayores crisis de su historia.

«Lo que nos queda es luchar sin miedo para salvar la Constitución, salvar a Venezuela y salvar el derecho al voto. Nos toca juntos y a fuerza de coraje vencer esta dictadura», afirmó Borges.

El líder opositor agregó: «Aprobaremos por mayoría de esta Asamblea Nacional la declaratoria del abandono del cargo por parte de Nicolás Maduro (…), al abandonar la Constitución, ha abandonado el cargo para lo que significa los deberes de gobernar».

Publicidad

Los venezolanos no pudieron ver el discurso de Borges por televisión, sólo por internet, debido a que durante la sesión parlamentaria, el Gobierno retransmitió un acto de Maduro del día anterior.