El déficit comercial de Estados Unidos creció un cinco por ciento el pasado enero y quedó en un saldo total de 56.600 millones de dólares, su punto más alto en casi diez años.

El departamento de Comercio de Estados Unidos informó que en el primer mes del año el déficit comercial del país alcanzó su punto más alto en una década, al aumentar un 5 % y quedar en un saldo total de 56.600 millones de dólares, frente a diciembre cuando fue de 53.900 millones de dólares. 

Los déficit con dos de los países más señalados por el presidente estadounidense, Donald Trump, como beneficiarios de una “desastrosa» política comercial, también crecieron. 

En el caso de China, un 16,7 % hasta 35.500 millones de dólares, el más alto desde septiembre de 2015. Y con México hasta los 5.600 millones de dólares. 

Las importaciones y exportaciones de acero, el epicentro de una nueva disputa comercial entre la Casa Blanca y el resto del mundo, quedaron prácticamente invariables.