El derrumbe ocurrido en una mina de cobre en la norteña región chilena de Antofagasta dejó este lunes un fallecido y cuatro heridos, informaron autoridades regionales.

El siniestro sucedió a las 10.30 hora local en el interior de la mina Santa Mónica, cercana a la localidad de Tocopilla, unos 1.500 kilómetros al norte de Santiago de Chile.

El alcalde de esa localidad, Luis Moyano, confirmó el deceso de un joven minero de 24 años que se encontraba trabajando en el interior del yacimiento cuando sucedió el derrumbe.

«En el lugar está trabajando la gente de Bomberos de Tocopilla, junto a los mineros, tratando de rescatar a las personas que estarían atrapadas y heridas, que son cuatro personas. Ojalá que no tengamos tantas dificultades», señaló el edil a un canal de televisión local.

El techo de uno de túneles se desprendió mientras los mineros trabajan, lo que provocó el fallecimiento de uno de ellos y dejó sin salida a los restantes.

El pasado octubre otro minero falleció en un similar suceso en la mina Flor de Lirio en la vecina región de Atacama; y en septiembre otro derrumbe dejó también un trabajador muerto y cuatro heridos en la mina San Antonio, de la misma región.

En la misma Tocopilla, el pasado mes de junio ocurrió otro derrumbe en la mina San José que dejó dos operarios bolivianos fallecidos y uno herido.

Publicidad

Estos sucesos recuerdan de inmediato el derrumbe de la mina San José, cercana a la ciudad de Copiapó, que el jueves 5 de agosto de 2010 dejó a 33 trabajadores enterrados a 700 metros de profundidad y que después de 70 días de titánicos trabajos lograron rescatarlos sanos y salvos.