La agencia de medicamentos europea anunció el miércoles que la investigación preliminar en torno a una partida de vacunas de AstraZeneca utilizado en Austria no guarda relación con la muerte de una enfermera que recibió la inyección.

“No hay por el momento ninguna indicación de que la vacunación causara esas condiciones, que no están clasificadas como efectos secundarios” del fármaco de AstraZeneca, informó la agencia (EMA) en un comunicado.

Austria informó el lunes que iba a interrumpir la entrega de dosis de esa partida de vacunas, después de que una enfermera de 49 años muriera de “severos problemas de coagulación sanguínea”, días después de recibir la vacuna.

Una segunda mujer también tuvo que ser hospitalizada tras sufrir embolia pulmonar, y se está recuperando, informó la EMA.

La agencia reconoció que hay otros dos casos de trombosis “vinculados a esta partida” de vacunas en particular.

Publicidad

La partida, de un millón de vacunas, fue enviada a 17 países. Cuatro de ellos -Estonia, Letonia, Lituania y Luxemburgo- decidieron suspender las vacunaciones.

“Aunque un defecto de calidad es considerado poco probable en estos momentos, la calidad está siendo investigada”, informó la EMA.