Ómicron es ahora la variante dominante de COVID-19 en varias partes del mundo, la cual tiene una variedad de síntomas que no se habían visto en las demás cepas del virus, y uno de ellos tiene que ver con un hábito específico del baño.

Si bien las demás variantes eran más fáciles de identificar con síntomas que incluían tos continua, fiebre y pérdida del gusto o el olfato, se ha descubierto que ómicron se mezcla con los síntomas de enfermedades estacionales, como la gripe y los resfriados, además de otros síntomas que pueden ser extraños e incómodos.

Le puede interesar: Revelan dos síntomas “extraños” de ómicron: qué tan rápido se manifiestan

Por lo anterior, si cuando va al baño descubre que tiene diarrea, podría ser uno de los síntomas de haber contraído ómicron, afirmó el Centro para el Control de Enfermedades, o CDC, con sede en EE. UU.

Las personas con sistemas inmunológicos comprometidos son más propensas a experimentar diarrea y otros síntomas gastrointestinales.

Por su parte, John Hopkins Medicine señala que es probable que alrededor del 20 % de las personas experimente diarrea como síntoma poco después de contraer el virus.

Sin embargo, la diarrea no necesariamente es un síntoma de COVID, ya que muchas condiciones médicas la presentan como un síntoma.

Vea también: Bebé desaparecido en el caos del aeropuerto de Kabul se reencontró con su familia

Los primeros síntomas comunes de advertencia para ómicron incluyen:

  • Garganta irritada
  • Dolor de espalda baja
  • Goteo nasal/congestión
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Estornudos
  • Sudores nocturnos
  • Dolor de cuerpo

Notablemente diferentes al trío clásico de síntomas de otras variantes de COVID-19 que son tos, fiebre y pérdida del gusto o el olfato.