El presidente de España, Pedro Sánchez anunció este viernes que el uso de tapabocas dejará de ser obligatorio al aire libre a partir del sábado 26 en todo el país, en momentos en que mejora la situación sanitaria por la pandemia.

Este será el último fin de semana con tapabocas en los exteriores, porque el próximo 26 de junio ya no los llevaremos llevaremos en espacios públicos”, declaró Sánchez en un acto empresarial en Barcelona.

Lea más: El 99 % de los bloqueos en el Valle del Cauca han sido levantados: presidente Duque

Publicidad

El líder socialista precisó que la medida la aprobará el gobierno en “un consejo de ministros extraordinario el próximo jueves”.

“Nuestras calles y nuestros rostros recuperarán en los próximos días su aspecto normal”, agregó Sánchez.

Obligatoria desde mayo de 2020 en las calles, bajo pena de multa, el uso del tapabocas se impuso en España muy poco después de la primera ola de la pandemia, que golpeó con fuerza al país, uno los más afectados por el covid-19 en Europa.

Le puede interesar: Congreso aprobó reducción de la jornada laboral

En abril pasado, las autoridades debieron rectificar y aclarar que la ley no obligaba el uso del tapabocas para tomar el sol en la playa o nadar en el mar, por el rechazo generado ante esa posibilidad sobre todo en regiones costeras, muy dependientes del turismo.

España ha contabilizado más de ochenta mil decesos y 3,7 millones de contagios, pero el número de casos ha descendido en las últimas semanas a medida que avanza la campaña de vacunación.

Según las cifras oficiales, 47 % de los 47 millones de españoles han recibido al menos una dosis y casi 29% ya han sido totalmente inmunizados.