El índice de desempleo en Estados Unidos saltó al 4,4 % en marzo, respecto al 3,5% de febrero, por el severo impacto económico de la pandemia del coronavirus que ha paralizado la actividad económica, informó este viernes el Departamento de Trabajo.

La economía estadounidense perdió el mes pasado 701.000 puestos de trabajo y rompió así la tendencia de 113 meses de crecimiento consecutivos.

La cifra representa, no obstante, solo el inicio de la crisis del coronavirus, ya que las recomendaciones de confinamiento en EEUU comenzaron a adoptarse a mediados de mes.

Este jueves se informó de que las solicitudes de subsidio por desempleo en EE.UU. alcanzaron la semana pasada la cifra sin precedentes de 6,64 millones, lo que supone más del doble que las registradas la semana precedente (3,28 millones), según el Departamento de Trabajo del país.

La Oficina de Presupuestos del Congreso, un órgano no partidista, ha apuntado que la tasa de desempleo podría ubicarse en el 12 % al final del segundo trimestre del año, y que la economía entrará en recesión.