Conmoción mundial causó la muerte de Drayke Hardman, el pequeño de 12 años que decidió quitarse la vida tras sufrir varios años de bullying, por parte de compañeros de su escuela.

El pequeño, según los reportes de las autoridades norteamericanas, no soportó la presión por el prolongado acoso escolar que padeció y se habría colgado del cuello con un buzo, en su propia habitación.

Andy y Samie Hardman, los padres del menor, decidieron compartir la historia de vida de su hijo por medio de una desgarradora carta al público, con el fin de convocar, a conocidos y extraños, a celebrar la vida de Drayke, y compartir sus recuerdos con la familia.

Del mismo modo, el escrito también invita a que los padres del mundo se comuniquen con sus hijos, hablen y resuelvan las calamidades que ellos padecen y creen conciencia sobre las fatales consecuencias que puede tener el acoso escolar.

Conozca más: Trágica muerte de un niño de 8 años que cayó de un tobogán en un parque acuático

“Lo amamos con cada parte de su ser”

“Drayke nació para curar este mundo, desde el momento en que abrió esos grandes ojos azules hasta el día en que respiró por última vez, amó, amó con cada parte de su ser. Le encantaba hacer reír a la gente y siempre quiso que tuvieran un amigo. Una vez que eras amigo de Drayke, estabas atrapado para siempre”, escribieron Andy y Samie Hardman, en lo que representa un recuerdo emotivo de su hijo Drake.

Del mismo modo, los padres de Drayke confirmaron que su funeral se llevará a cabo el próximo 18 de febrero, en el cementerio de Salt Lake (estado de Utah).

Aunque el funeral es de carácter privado, los padres de Drake publicaron, en su sitio web, un póster donde comparten fotos del pequeño, y que cuenta con un apartado para dejar un mensaje de pésame. De hecho, la citada sección se encuentra inundada de mensajes de todas partes del mundo.

Su madre expresó, con mucho dolor, que el duelo a afrontar por la muerte de Drayke va a ser un reto de supervivencia emocional máximo.

“Amiguito, eres el ‘amorcito’ de tu mamá para siempre, eres la guía de tu papá para siempre, y ahora eres el protector para siempre de tus hermanas mayores. No estamos seguros de cómo navegar esta vida sin ti. Se suponía que íbamos a pasar el resto de nuestras vidas amándote y, en cambio, pasaste el resto de la tuya amándonos. Hasta que podamos abrazarte de nuevo, la abuela dice: ‘Ten cuidado’”, escribió la madre.

También puedes leer: ‘Háblame y no llores’: La incesante lucha de un padre para rescatar a su hijo que cayó a un pozo

“Conocía el amor”

“Este chico conocía el amor, todos los días de su vida, él era nuestro mundo, mi mundo, el mundo de su padre, el mundo de su hermana… giramos alrededor de este chico… Conocer a Drayke era amarlo, tenía un fuego que iluminaba a la gente, su personalidad ingeniosa y esos ojos azules de bebé se ganaban a todo el mundo. Él es nuestro chico, la única persona que en cualquier momento simplemente se detendría y nos daría un abrazo, nos diría un millón de veces al día ‘Te amo’”.

 El padre de Drayke, Andy, recuerda la pasión que su hijo sentía por Utah Jazz, equipo de baloncesto de la NBA.

“Siempre le decía a su padre y a sus hermanas que iba a ser la estrella más baja de la NBA, para que pudiera unirse a Donovan Mitchell, (un jugador de Utah Jazz) y conquistar el baloncesto”, menciona otro fragmento del conmovedor texto.

Lea más: Separatistas prorrusos bombardean una escuela de Ucrania y lo señalan como un ataque “provocativo”

“Estamos destrozados”

“Nuestros corazones están destrozados, no sabemos cómo arreglarlo, o si alguna vez lo sabremos, pero pasaremos cada minuto enseñando bondad en la memoria de nuestro amigo favorito”, aseguraron Andy y Samie con emoción.

Finalmente, los padres agradecieron a los socorristas, médicos y enfermeros que ‘hicieron hasta lo imposible por salvar la vida de su hijo”. También expresaron su gratitud a la escuela donde estudió Drake, por el apoyo y ayuda psicológica brindada a la familia Hardman.

“Los escuchamos y los amamos absolutamente hasta el fondo de nuestras almas”; “Enseñen la bondad”; “Háganlo por Drake”, fue el contundente ‘punto final’ de los padres de Drayke, a su carta.