Las autoridades sanitarias de Chile informaron este martes que detectaron la nueva cepa de la COVID-19 en una chilena que estuvo en el Reino Unido y que ingresó al país el pasado 22 de diciembre, tras lo cual han decretado cuarentena de diez días para todos quienes vengan del extranjero.

«Inmediatamente hemos tomado las medidas de alerta y esta persona se encuentra en el hospital para ser vigilada de forma estricta, igual que sus contacto estrechos», informó la subsecretaria de Salud, Paula Daza.

Chile mantiene desde el pasado 22 de diciembre todos los vuelos con Reino Unido suspendidos, pero la pasajera, de nacionalidad chilena, ingresó ese mismo día al país en un vuelo proveniente de Madrid, donde hizo escala.

Lo más visto: Muere un conductor del SITP en presunto caso de intolerancia

A la paciente, que permanece asintomática, se le realizó un test PCR cuando ingresó a Chile, tras lo cual se trasladó en avión desde la capital hasta la ciudad de Temuco, al sur del país, donde inició un período de cuarentena.

Publicidad

Al día siguiente recibió el resultado del examen, que fue positivo, y posteriormente, las autoridades decidieron analizar la muestra en el Instituto de Salud Público, donde se secuenció la muestra y se identificó la nueva variante del SARS-CoV-2, agregó Daza.

«Si bien sabemos hasta el momento que no es una cepa más agresiva, sí tenemos información de una variante más contagiosa», recordó.

La mujer, que se encuentra en buen estado, fue trasladada este martes de forma preventiva al hospital regional donde está siendo sometida a un seguimiento exhaustivo. También sus contactos estrechos han sido trasladados al centro de salud.

Las autoridades se encuentran rastreando al resto de viajeros que iban a bordo del vuelo proveniente de España y también el que trasladó a la mujer desde el Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez de la ciudad de Santiago hasta Temuco.