Una mujer que le dijo a la Policía que su novio había muerto accidentalmente cuando estaba escondido en una maleta mientras jugaban en su casa del centro de Florida (EE. UU.) fue detenida y acusada de asesinato en segundo grado por las evidencias halladas en los videos grabados con su teléfono celular.

Según informaron este miércoles diversos medios locales, en uno de los videos se escucha a Jorge Torres de 42 años, rogando a Sarah Boone, de la misma edad, que le ayude a salir de una maleta con la cremallera cerrada y a ella respondiendo que va a pagar por «todo» lo que le ha hecho a ella.

El canal de televisión WSPN de Tampa (Florida) afirma que la versión que Boone había dado a los agentes del alguacil del condado Orange que llegaron a su casa en Winter Park (cerca de Orlando), respondiendo a una llamada de emergencia fue que ambos estaban tomando unos tragos el pasado lunes cuando se les ocurrió que sería divertido jugar al escondite y que él se metiera en una maleta.

La respuesta del hecho de Boone fue que en algún momento ella se quedó dormida y cuando despertó no encontró a su novio y lo llamó por teléfono pero él no respondió.

Lo buscó y descubrió que estaba dentro de la maleta y no respiraba.

Los organismos de emergencia lo encontraron así y además notaron que Boone tenía un pequeño corte en el labio y algunos rasguños alrededor del ojo.

Como parte de la investigación sobre la muerte de Torres, los agentes le pidieron el teléfono celular a Boone y ella consintió en dárselo.

Allí encontraron dos videos, en uno de los cuales Torres le dice a su novia desde dentro de la maleta que no puede respirar y ella le responde que eso es lo que le pasó a ella cuando él la apretó el cuello y que va a pagar «todo» lo que le ha hecho y el haberla «engañado».

Uniformados de la Oficina del Alguacil de Orange, que detuvieron a Boone en las últimas horas, dijeron que también se ve en los videos a Torres golpeando la maleta y rogando a su novia que lo saque.