La líder del partido opositor peruano Fuerza Popular, Keiko Fujimori, fue detenida a petición de la Fiscalía de Lavado de Activos de Perú.

Según imágenes de medios locales, Keiko fue detenida tras acudir a un tribunal para ser interrogada por la investigación por presunto lavado de activos junto a su esposo, el norteamericano Mark Vito, y en el lugar, la Fiscalía ordenó una «detención preliminar» durante diez días junto a otras 19 personas, entre ellas, los exministros Jaime Yoshiyama y Augusto Bedoya.