Una devastadora serie de acusaciones contra el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump marcó el inicio del segundo juicio político en su contra.

Ante el pleno del Senado, los fiscales afirmaron que Trump, de manera premeditada y sistemática, renunció a su cargo como comandante en jefe del país para convertirse en el incitador en jefe de una violenta insurrección que puso bajo amenaza a la democracia más antigua del mundo.

Publicidad

Desde el mediodía y como parte de la segunda jornada del –impeachment-​​ en contra de Donald Trump, en el Congreso de Estados Unidos el equipo de nueve fiscales demócratas presentó sus argumentos sobre por qué el Senado debería condenar al exmandatario por el cargo político de incitación a la insurrección de sus seguidores durante el asalto al Capitolio que dejo cinco muertos.

Vea también: Concejo de Bogotá dice no a bebidas azucaradas en colegios

El legislador demócrata Jamie Raskin, quién relató que el pasado 6 de enero, día de la toma del Congreso, fue el día más triste de su vida, arremetió contra el presidente y lo acusó de ser el jefe de incitadores .

Aseguró que la evidencia va a demostrar que Trump no fue un espectador inocente.

Por su parte, la legisladora Stacey Plaskett aseguró que esta incitación del mandatario fue el resultado de su desesperación tras perder las elecciones.

Los senadores acusadores afirmaron que este no puede ser el futuro de Estados Unidos, pues no pueden tener presidentes que inciten a la violencia porque se niegan a aceptar la voluntad del pueblo.