Cientos de personas en el mundo se manifiestan este domingo en conmemoración del Día Internacional del Trabajo, sin embargo, en Europa los ciudadanos piden más ayuda a medida que la inflación aumenta en el continente.

Las protestas en diferentes lugares europeos fueron también para honrar a los trabajadores y reclamara a los gobiernos.

Francia

La manifestación del Día del Trabajo, compuesta por sindicatos y partidos de izquierda, sucede en medio de una creciente fractura social en Francia, achacadas a las medidas del presidente, el liberal Emmanuel Macron, reelegido el pasado domingo para cinco años más.

“No espero nada de nada del nuevo mandato de cinco años de Macron, solo espero que haya escuchado el mensaje que le dimos y que no le abra una autopista a la extrema derecha“, alertó Dominic, de 61 años y jubilado del sector eléctrico y del gas.

Lea más: El papa denuncia la tragedia “demasiado extendida” de las muertes en trabajo

No obstante, la manifestación se vio empañada por los altercados de París en un ambiente marcado por una coalición de partidos de izquierda cada vez más cerca de formarse para las legislativas francesas de junio.

En la capital francesa, se registraron, como otros años, disturbios al margen de la manifestación principal, atribuidos a pequeños grupos de radicales encapuchados que rompieron e incendiaron mobiliario urbano, restaurantes de comida rápida o sucursales bancarias.

Foto: AFP

De la marcha autorizada que partió sin incidentes de la plaza de la República -con unos 21.000 participantes-, hubo una marginal parte que se separó y se congregó en la plaza Léon Blum, junto al bulévar Voltaire.

Los policías -hubo 1.500 movilizados- lanzaron gases lacrimógenos para dispersar. También hubo disturbios en la plaza de la Nation.

España

Miles de trabajadores se manifestaron este domingo en España convocados por los sindicatos mayoritarios para celebrar el avance de los derechos laborales, aunque urgieron subidas salariales y otras medidas para compensar los perjuicios de la inflación.

En la manifestación de Madrid, los líderes sindicales advirtieron de que “queda mucho por conseguir”, por ejemplo en relación con las causas e indemnizaciones de los despidos, y a pesar de la subida del salario mínimo (SMI) o la ley por la que los repartidores autónomos de las plataformas digitales pasan a ser asalariados.

Podría leer: Fiscalía entrega restos del exalcalde de Riosucio, Chocó, desaparecido hace 26 años

El febrero pasado, el Gobierno pactó con los sindicatos elevar el SMI hasta los 1.000 euros (1.050 dólares) en 14 pagas, negociación que concluyó sin el acuerdo de la patronal.

En declaraciones a la prensa, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, citó cuestiones como la salud y seguridad en los puestos de trabajo. Por ello, argumentó, el Día del Trabajo es el momento para “tomar aliento y seguir en la lucha”.

Italia

Los principales sindicatos de Italia volvieron hoy a celebrar su gran manifestación del Primero de Mayo, tras dos años de pandemia, para exigir medidas que ayuden a las familias a afrontar en encarecimiento de la energía, entre otras reclamaciones.

Los tres principales sindicatos italianos, CGIL, CISL y UIL, se congregaron bajo el lema “Al trabajo por la paz” a los pies de la basílica de San Francisco en Asís (centro), pues en el centro de la jornada estuvo el rechazo a la invasión rusa de Ucrania.

Sus respectivos líderes reclamaron al Gobierno medidas contra la inflación, que apunten a la recuperación tras más de dos años y medio de pandemia, una renovación de los convenios colectivos, acciones contra el cambio climático y, sobre todo, inversiones que ayuden a las familias a paliar la escalada de los precios de la energía.

Estanbúl

Al menos 188 personas han sido arrestadas este domingo en Estambul por intentar participar en manifestaciones del Primero de Mayo, prohibidas desde hace años por las autoridades, informa el diario turco Cumhuriyet.

La mayoría fueron arrestados cuando trataban de llegar a la plaza de Taksim, el centro durante años de las manifestaciones y marchas por el Primero de Mayo, y que hoy estaba cerrada y custodiada por la Policía.

Foto: AFP

Como es habitual desde hace siete años, el Ministerio del Interior ha prohibido a los movimientos obreros celebrar el Primero de Mayo en la emblemática plaza de Taksim, en el centro de Estambul, donde hasta 2012 se reunían cientos de miles de personas para conmemorar este día.

La plaza ha quedado rodeada de fuertes medidas de seguridad, con varias calles cortadas al tráfico y al tránsito de peatones, y la Policía ha impedido acceder a la zona a numerosos grupos de personas que intentaban marchar hacia Taksim.