Un video publicado por la Oficina del Fiscal General de Nueva York muestra el momento en que un hombre prendió en llamas tras recibir un disparo con una pistola taser.

Las imágenes dejan ver a Jason Jones, de 29 años, en el departamento de Policía de la aldea de Catskill, al norte de Nueva York, rociándose con un desinfectante para manos.

Segundos después, uno de los tres policías que estaban en el lugar, sacó una pistola taser y le disparó en el pecho a Jones.

Te puede interesar: Perro guió a la Policía hasta su amo para rescatarlo tras accidente

Acción que de forma inmediata ocasionó una terrible reacción en el cuerpo del hombre de 29 años; que se prendiera en llamas por el desinfectante para manos.

Ante la angustiosa y terrible escena, los policías salieron corriendo en busca de un extintor o algo con qué ayudarlo.

Mientras tanto, Jones, que parecía un poco ebrio y quien se había quitado la ropa, cae al piso y da algunas vueltas buscando la forma de apagar el fuego de su cuerpo.

Con desesperación el hombre de 29 años utiliza lo único que tiene a su alcance para apagar las llamas que lo consumen, sus manos.

Mira también: Deudas económicas se podrán pagar con sexo oral en España

Luego, llega el mismo policía que le disparó con la pistola taser y trata de ayudarlo pasándole las manos por su cabeza.

Para ese momento, ya el fuego se había logrado apagar, pero Jason Jones quedó con heridas de gravedad.

Razón por la cual en la misma sala fue atendido por una médica que llegó ese 30 de octubre de 2021 a la estación de Policía.

Finalmente, el hombre fue trasladado en camilla al Centro de Trauma y Quemaduras del Centro Médico de Westchester.

En video: Una mujer limpió gratis la ‘cocina más sucia de Europa’

Allá recibió atención prioritaria, pero debido a heridas, tuvo que ser trasladado y conectado a un respirador artificial en la unidad de cuidados intensivos del Upstate University Hospital en Syracuse.

Desafortunadamente seis semanas después de lo sucedido, Jason Jones murió y desde entonces su familia emprendió acciones legales contra la Policía de Catskill por el que catalogan “asesinato” de su hijo.

Este viernes 7 de enero de 2022, la Oficina del Fiscal General de Nueva York divulgó las terribles imágenes que se utilizarán como prueba en los tribunales de Estados Unidos.

¡Advertencia! Imágenes sensibles: