La Cámara de Diputados aprobó este viernes la legalización del  aborto en Argentina , pero el proyecto, impulsado por el presidente Alberto Fernández, aún debe someterse a la votación del Senado, que hace dos años rechazó una iniciativa similar.

La aprobación fue recibida con un estallido de alegría por miles de jóvenes de pañuelo verde, emblema de la campaña a favor de la legalización del aborto, que pasaron toda la noche en las afueras del Congreso, en Buenos Aires, a la espera de la votación en este país de mayoría católica y cuna del papa Francisco.

«El 29 de diciembre es la fecha prevista de votación en el Senado», declaró a El Destape Radio la senadora peronista (oficialista) Norma Durango, titular de la Banca de la Mujer, espacio interpartidario creado para promover derechos con perspectiva de género.

Publicidad

El proyecto de ley permite el aborto hasta la semana 14 de gestación. Tuvo 131 votos a favor, 117 en contra y seis abstenciones. La diferencia fue mayor que en 2018 cuando hubo 129 votos a favor, 125 en contra y una abstención.

Durango agregó: «Esta vez tenemos posibilidades de lograr la sanción en el Senado».

Aunque el oficialismo tiene 41 de las 72 bancadas en la Cámara Alta, la aprobación del proyecto sigue siendo una incógnita. En 2018 no todos los votos siguieron líneas partidistas.

Hasta el momento las fuerzas en el Senado están parejas, aunque «hay indecisos», subrayó la senadora.