El parlamento británico celebrará el próximo martes la histórica votación sobre el acuerdo de Brexit negociado por la primera ministra Theresa May y ante la perspectiva de que sea rechazado, crece la especulación sobre la posibilidad de aplazar la fecha de salida de la UE.

«La primera ministra dijo al ejecutivo esta mañana que (…) el debate será abierto por Steve Barclay, el ministro para el Brexit» y que ella misma «cerrará el debate el martes 15 de enero, día en que tendrá lugar la votación», afirmó el portavoz de Downing Street a los periodistas.

Inicialmente, la Cámara de los Comunes debía votar el texto, fruto de 17 meses de difíciles negociaciones con Bruselas, el 11 de diciembre. 

Sin embargo, ante la evidencia de que se encaminaba a un estrepitoso fracaso, May anuló la sesión en el último momento y afirmó que pediría nuevas garantías a sus socios europeos para calmar las preocupaciones de los legisladores.

Cuatro semanas después, el parlamento debe reanudar el miércoles las sesiones de debate, que en principio serán cinco hasta la votación del próximo martes por la noche.

El acuerdo choca con la oposición de los diputados euroescépticos y de los proeuropeos y, dado que May no parece haber obtenido ninguna nueva concesión de la UE, parece destinado a ser rechazado por la cámara.

«La primera ministra dijo que seguía pidiendo garantías a la UE», aseguró el portavoz.

Publicidad

La jefa de gobierno conservadora lleva semanas esforzándose por convencer a los legisladores de que no tumben el texto afirmando que, ante la proximidad de la fecha fijada, el 29 de marzo, la única alternativa sería un Brexit sin acuerdo que tendría caóticas consecuencias económicas y sociales para el país.