El directivo de televisión y periodista japonés Noriyuki Yamaguchi tendrá que indemnizar a la reportera Shiori Ito de 30 años, después de que la mujer lo denunciara por violación.

Un tribunal nipón lo condenó este miércoles a pagar 3,3 millones de yenes (unos 27.000 euros/30.000 dólares) a la joven comunicadora. Este caso de agresión sexual generó gran debate en el país en 2017 en pleno auge del movimiento #MeToo.

El Tribunal del Distrito de Tokio anunció esta decisión a raíz de la causa civil presentada por Ito, quien reclamaba una indemnización de hasta 11 millones de yenes (90.200 euros/100.500 dólares) por el sufrimiento derivado del asalto sexual del que fue afirma haber sido víctima.

La reportera afirmó que Yamaguchi la violó en su hotel en 2015 mientras había perdido el conocimiento, después de una cita entre ambos para cenar y tomar unas copas con el influyente periodista, quien le había prometido ayuda para encontrar un trabajo.

Yamaguchi, exjefe de la oficina en Washington de la cadena japonesa TBS y biógrafo del primer ministro japonés, Shinzo Abe, alegó que el sexo fue consentido, y también había presentado por su parte una demanda contra Ito por difamación.

Este caso ha causado gran polémica en Japón y ha sometido a la mujer al escarnio público. Se estima que menos del 5 % de las víctimas acuden a la Policía en este país asiático por los obstáculos legales que afrontan. La afectada afirmó que Japón no tiene un verdadero #MeToo, no porque las víctimas no den la cara, «sino porque la sociedad japonesa quiere que permanezcan en silencio».

 

Publicidad