La llamada del partido ultraderechista “Stram Kurs” a concentrarse en la ciudad sueca de Malmö para una “quema del Corán supuestamente simbólica derivó la noche del sábado en disturbios entre seguidores del grupo y contramanifestantes, informó este domingo la televisión de ese país nórdico SVT.

Un autobús fue incendiado y otros vehículos resultaron dañados en el punto donde iba a celebrarse esa concentración, que había sido previamente autorizada.

Los pasajeros del autobús tuvieron que ser evacuados del lugar, mientras las fuerzas policiales se vieron atacadas a pedradas y por el lanzamiento de cócteles molotov.

La concentración del sábado de “Stram Kurs” (Curso Firme), grupo que lidera el reconocido ultraderechista sueco-danés Rasmus Paludan, es la tercera en tres noches consecutivas que genera disturbios similares en distintos puntos de Suecia.

Ya el viernes se produjeron incidentes parecidos en la ciudad de Örebro, en el sur de la país, mientras que el sábado se registraron situaciones parecidas en la capital, Estocolmo.

Curso Firme” es un partido xenófobo e islamófobo marginal, que actúa tanto en Dinamarca como en Suecia y que pretende la prohibición del Islam y la expulsión de los inmigrentes no europeos.

Su líder, que tiene la doble nacionalidad, ha adquirido cierta notoriedad a raíz de la difusión en redes sociales de videos provocadores y abiertamente xenófobos, que han agitado sucesivas campañas electorales en el ámbito de esos países nórdicos.

Irak consideró como una “ofensa grave” la “quema del Corán”

El Gobierno iraquí se sumó al iraní y convocó este domingo al encargado de negocios sueco en Bagdad, Hakan Rooth, además consideró la “quema del Corán” como una “ofensa grave” y una “provocación” hacia los musulmanes.

Bagdad indicó que esta cuestión “tiene graves repercusiones en las relaciones entre Suecia y los musulmanes en general, ya sea en los países islámicos y árabes o en las sociedades musulmanas de Europa”, según un comunicado del Ministerio de Exteriores iraquí.

Conozca más: Ejército investiga la muerte de un soldado en manos de un compañero

Y añadió que este acto es considerado “una provocación hacia los sentimientos de los musulmanes y una ofensa grave hacia su santidad”.

El ministerio iraquí instó al Gobierno sueco a que “detenga cualquier acto que tenga un carácter sectario o provoque los sentimientos de los componentes religiosos, especialmente aquellos que afecten las santidades islámicas”, concluye la nota.

Quizás le interese: Estas son las medidas que deberán cumplir los motociclistas a partir de este lunes

De esta manera, Irak se suma a la decisión de Irán de convocar el embajador en funciones de Suecia en Teherán para condenar la llamada del partido ultraderechista para celebrar una “quema del Corán”, algo que “fue realizado bajo el pretexto de la libertad de expresión con el apoyo de la Policía sueca”, afirmó el Ministerio de Exteriores iraní, según recogen los medios oficiales del país persa.