El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, abandonó este miércoles la Casa Blanca por última vez como gobernante junto a su esposa, Melania, en el helicóptero presidencial, Marine One, pocas horas antes de la toma de posesión de su sucesor, el demócrata Joe Biden.

El magnate neoyorquino rompió así la tradición y no estará presente en la ceremonia de investidura de su sucesor.

Publicidad

Trump no ha reconocido la derrota en las elecciones de noviembre pasado y sigue denunciando, sin evidencia, «fraude electoral».

Con su salida de la Casa Blanca, concluyen cuatro años turbulentos marcados por la polémica en los que pasará a la historia como el primer presidente de EE.UU. al que se le han abierto dos procesos de enjuiciamiento político, el último de los cuales está pendiente en el Senado.

Sus palabras de despedida

Donald Trump, destacó que «han sido cuatro años increíbles» los de su Gobierno y apuntó al futuro al asegurar que volverá «de algún modo», en su despedida horas antes del final de su mandato.

«Estaremos de vuelta de algún modo», afirmó a sus seguidores en la base aérea Andrews, en Maryland, a las afueras de Washington antes de subirse por última vez al avión presidencial Air Force One rumbo a su mansión privada en Palm Beach.