Tras sembrar incertidumbre al amenazar con vetar los presupuestos federales aprobados por el Congreso, el presidente estadounidense, Donald Trump, firmó finalmente la ley de fondos pese a confesar que está «infeliz» con el resultado.

«Como una cuestión de seguridad nacional, he firmado este proyecto de ley de presupuesto general. Hay muchas cosas con las que no estoy contento en este proyecto de ley», aseguró el mandatario. 

Las cuentas de 1,3 billones de dólares establecen fondos hasta finales de septiembre, cuando concluye el año fiscal 2018.

De esa cantidad, 700.000 millones de dólares van destinados a Defensa y 591.000 millones al resto del Gobierno.

A nivel internacional, destacan los 391,2 millones de dólares destinados a Colombia pese a que Trump había pedido reducir significativamente esta partida.

«Pero le digo al Congreso que nunca más firmaré otra ley como esta. No voy a hacerlo de nuevo», agregó Trump. 

De esta forma, el Gobierno estadounidense evita el que hubiera sido su tercer cierre parcial administrativo en lo que va de año.