Las drogas contra la artritis tocilizumab y sarilumab reducen el riesgo de muerte y la necesidad de respiradores en enfermos de COVID-19, según un análisis de casi 11.000 pacientes divulgado este martes.

El estudio fue publicado en la Revista de la Asociación Médica Estadounidense y llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a recomendar el uso de medicamentos, conocidos como inhibidores de IL-6, además de corticosteroides entre pacientes con COVID-19 grave o crítico.

Manu Shankar-Hari, principal autor del estudio, dijo que la investigación representó una “evidencia definitiva” en favor de esas drogas tras estudios que dieron resultados mixtos.

 

Le puede interesar: Portera de un colegio fue grabada mientras abusaba de un menor en Argentina

 

Entre pacientes de COVID-19 hospitalizados, administrar una de las drogas junto a corticosteroides redujo 17 % el riesgo de muerte en comparación al uso de corticosteroides solamente.

En pacientes que no están siendo tratados con respiradores, el riesgo de morir o pasar a usar ventiladores, se redujo 21 % en comparación al uso exclusivo de corticosteroides.

El tocilizumab y el sarilumab se usan para tratar la artritis reumatoide, una afección autoinmune, al inhibir los efectos de la interleucina IL-6, un tipo de proteína llamada citocina que le pide al cuerpo aumentar una respuesta inflamatoria.