¿Llevaron dos hombres el cadáver de un pariente a una oficina de correos para cobrar su pensión de jubilación o la muerte se produjo en el lugar? La Policía de Irlanda anunció que está investigando este caso de posible fraude.

Las autoridades sospechan que los dos hombres llevaron el cadáver a una oficina de correos de Carlow, al sureste de Dublín, el pasado viernes para recoger el dinero de su pensión mensual.

Pero uno de ellos declaró al medios locales que su pariente “estaba vivo cuando salieron de casa”.

Lo más visto: Bebé fue asesinado por el perro de la familia luego que la madre se quedara dormida

Los dos sospechosos habían preguntado previamente a empleados de correos si podían cobrar la pensión en su lugar afirmando que estaba enfermo, pero les dijeron que no.

“Tuvimos que levantarlo y llevarlo a la oficina de correos, pero nunca recuperó su dinero”, afirmó uno de ellos, negando rotundamente que la muerte hubiera ocurrido previamente.

“Probablemente murió en la oficina de correos, creo que se desplomó hacia donde está la máquina con los helados”, según uno de los parientes.

Vea también: Video: Tragedia durante rito: mujer murió al arrojarse al agua y quedar atrapada bajo el hielo

El examen post mortem del fallecido, que tendría 66 años, descartó que se tratara de un crimen.

Por su parte, la Policía irlandesa explicó en un comunicado estar investigando los hechos ocurridos en el lugar “relacionados con la reciente muerte del hombre”.

Según un medio local, el fallecido vivía a unos 500 metros de la oficina de correos y la Policía está investigando “su estado” cuando lo sacaron de la casa.