El niño de 12 años escapado de un hogar de menores que junto a una niña de 14 años disparó varias veces este martes contra la Policía que los buscaba en el centro de Florida, pasará 21 días detenido, según ordenó un juez este jueves.

Travis O’Brien compareció por primera vez ante la justicia tras los hechos que protagonizó en la localidad de Enterprise junto a Nicole Jackson, quien fue herida de bala por la Policía y se encuentra en condición estable en un hospital. 

Publicidad

El juez decidió que O’Brien, al que la Policía ha acusado de disparar contra los agentes desde la casa en la que él y Jackson se metieron en su huida, esté detenido 21 días en un reformatorio para delincuentes juveniles antes de decidir si lo incrimina por intento de asesinato.

 

Le puede interesar: (Video) Habla hijo del conductor al que le apedrearon el carro tras arrollar a una manifestante

 

El alguacil del condado Volusia (centro-este de Florida), Mike Chitwood, afirmó el miércoles que en 35 años como servidor de la ley no vio nada semejante al tiroteo desatado por los dos menores contra los agentes que los buscaban para devolverlos al hogar y para que O’Brien, que es diabético, tomase la medicación que no se llevó consigo del hogar.

A juicio de Chitwood, si no llega a ser por la profesionalidad de los agentes de su oficina alguien habría muerto en el incidente. “No les quedó otra opción que disparar”, dijo.

Según declaró el alguacil, los agentes, que están en licencia administrativa retribuida mientras se investiga lo que ocurrió, no respondieron al fuego desde la casa hasta al cabo de hora y media.

Los menores había roto una ventana de la casa para entrar y hallaron dentro varias armas y munición, entre ellas un fusil de asalto AK-47, que usaron contra los agentes que trataban desde el exterior de convencerles para que se entregaran.

Vea también: Diálogo sin negociación: “Gobierno no quiere negociar pliego de emergencia, el paro sigue”: CNP

 

En un momento, la niña salió de la casa apuntado un rifle hacia los agentes y fue entonces cuando la dispararon y cayó herida, de acuerdo con la versión del alguacil.

La oficina de Chitwood dio a conocer este miércoles el vídeo tomado por la cámara corporal de un agente que está resguardado tras un árbol y comunicándose con sus superiores, mientras se escuchan y se ve los fogonazos de los disparos desde la casa.

También se escuchan los gritos de los policías exhortando a los niños a deponer las armas.

Las imágenes del vídeo se vuelven menos claras cuando oscurece, pero se puede ver cuando la niña cae herida y se escucha su llanto y las respuestas a las preguntas de los policías.

El alguacil dijo que algo “está mal” en la sociedad cuando unos niños disparan a la policía de esta manera.

 

Vea también: Policía asegura no tener incidencias con la muerte de joven incinerado en Cali