Dos mujeres, dos hombres, tres de los cuales provienen de países fundadores de la Unión Europea (UE), fueron elegidos este martes en una cumbre en Bruselas para ocupar los puestos clave del bloque.

– Ursula von der Leyen –

En la presidencia de la Comisión, la alemana Ursula von der Leyen, de 60 años, madre de siete hijos. Cercana a la canciller Angela Merkel, de quien en cierto momento se la señaló como potencial heredera, Von der Leyen es una francófila, apreciada por París, particularmente por la buena cooperación en temas de defensa francoalemana. Su balance en el ministerio de Defensa, que ha ocupado durante casi seis años, sin embargo, es controvertido.

– Charles Michel –

En la presidencia del Consejo Europeo, Charles Michel, actual primer ministro belga, de 43 años, es un liberal francohablante que ha escalado rápidamente tras un nombramiento político tempranero, a la sombra de su padre, el excomisario europeo, Louis Michel. Con un buen nivel de lengua flamenca, desde hace cinco años gobierna en coalición con el N-VA (nacionalistas flamencos), un partido que aboga por la independencia de Flandes desde sus propios estatutos.

– Joseph Borrell –

En el puesto al frente de la diplomacia europea, el español Josep Borrell (PSOE), de 72 años, es un catalán firmemente anti-independentista. Borrell es conocido por su discurso directo, en los últimos meses ha estado muy activo respecto a la situación en Venezuela y ha criticado con frecuencia a la administración estadounidense de Donald Trump.

– Christine Lagarde –

En la presidencia del Banco Central Europeo (BCE), la francesa Christine Lagarde, de 63 años. Excampeona de nado sincronizada, esta abogada, reconvertida a banquera, quien habla inglés perfectamente, ya ha alcanzado las cotas más altas: primera mujer ministra de Finanzas en Francia y en liderar al Fondo Monetario Internacional (FMI), así como la primera en dirigir una gran firma de abogados estadounidense.

Joan Avellaneda