Dos parejas poliamorosas (dos mamás y dos papás) decidieron mudarse juntos a una misma casa y tuvieron hijos entre los cuatro, constituyendo lo que ellos catalogan una “familia híbrida”.

De acuerdo con Hull Daily Mail, Taya y Sean Hartless conocieron a Alysia y Tyler Rodgers por internet en 2019. A medida de que ambas parejas fueron tomando confianza, comenzaron a admitir que tenían sentimientos los unos a los otros.

Con el fin de “reforzar lazos”, las dos parejas se enamoraron y decidieron sostener encuentros sexuales poliamorosos desde 2020 y, finalmente, tuvieron dos hijos (niño y niña) por separado. Así, Alysia quedó embarazada en agosto de 2020 y Taya, en marzo de 2021.

En el momento en que ambas parejas decidieron agrandar la familia en grupo, los cuatro llegaron al acuerdo de que no cuestionarían quién engendró a cada bebé.

“No había regulación de quién era el padre y dijimos que no nos importaba quien es el padre o madre. No sabemos y no queremos saber, dijimos que todos seríamos padres para todos ellos, explicó Taya Hartless para ‘South West News Service’, quien dio a luz el pasado 3 de abril.

También puedes leer: Conmoción por muerte de periodista de Al Jazeera durante operativo israelí en Cisjordania

“La vida entre seis”

Tanto los Hartless como los Rogers revelaron, según menciona el citado diario, que sus hijos ahora les dicen con orgullo “papá” a sus dos padres y “mamá” a las dos mujeres.

Ambas parejas afirman que no suelen ver a otras personas fuera de su hogar y sostienen una relación “no jerárquica”, en la que procuran tener una cita cuádruple una vez y, muy de vez en cuando, algún encuentro individual.

Es una vida desordenada, agitada, loca y maravillosa, ¡eso nos resume!, expresó Taya, quien también dijo que es la ‘ama de casa’ del hogar y cuida a los dos niños mientras Alysia, Tyler y Sean están en su trabajo.

Aunque Taya señala que hay personas del círculo familiar y social de las parejas que no entienden su manera de ver el amor, en definitiva, ellos decidieron recibir el apoyo de casi todos sus seres queridos.

“Muchas personas realmente no entienden el poliamor y piensan que es desviado o perjudicial de alguna manera. Es cierto que no siempre fue fácil, me tomó un tiempo admitir que tenía sentimientos por otra persona, y definitivamente a veces nos ponemos celosos, confiesa Taya.