Dos tiroteos en bares en Sudáfrica, donde los atacantes parecen haber disparado al azar contra los clientes, dejaron al menos 19 muertos en una barriada cerca de Johannesburgo y en una localidad en el este del país, informó este domingo la policía.

En Soweto, en un arrabal cerca de Johannesburgo, 15 personas -de de ellas mujeres- murieron cuando los atacantes abrieron fuego contra una multitud que se divertía, en la noche del sábado al domingo.

Lea más: Operación militar contra la Estructura Primera de las disidencias Farc en Caquetá, Guaviare y Meta

En tanto, en Pietermaritzburgo, en el este del país, en la región zulú, varios hombres abrieron fuego de forma indiscriminada en una taberna, lo que dejó cuatro personas muertas.

La similitud del modo de operar intriga a los investigadores, pese a que los tiroteos son habituales en Sudáfrica, uno de los países más violentos del mundo, alimentado por la violencia de las bandas y el alcohol. 

Podría leer: Mujer se opera la nariz con un odontólogo que halló en internet y su rostro queda deformado

“No podemos permitir que criminales violentos nos aterroricen de esta manera”, dijo el presidente Cyril Ramaphosa en un comunicado. Estas muertes violentas son “inaceptables y preocupantes”, añadió, ofreciendo sus condolencias a las familias.

En la tragedia de Soweto, ubicada al suroeste de la capital económica sudafricana, la policía recibió una llamada un poco después de la medianoche. 

Lea también: Dos exministros de Sanidad se suman a la carrera para sustituir a Johnson

“Cuando llegamos al lugar había 12 personas muertas por heridas de bala”, indicó Nonhlanhla Kubheka, comandante de la policía local.

Once personas heridas fueron transportadas a un hospital, donde tres murieron por sus heridas, dijo la policía.

Conozca más: Joven de 23 años de edad firmante de paz, fue asesinado en Urrao, Antioquia


Las víctimas tenían entre 19 y 35 años
. No hay detalle sobre el número o perfil de los atacantes.

“Llegaron y dispararon contra la gente que se estaba divirtiendo”, explicó a la AFP Kubheka, que está a cargo de la seguridad en Orlando, el barrio de Soweto donde ocurrió la tragedia.

La funcionaria agregó que todavía no han realizado ningún arresto y que abrieron una investigación.