El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este viernes con una caída del 4,88 %, hasta 36,83 dólares el barril, tras conocerse anoche que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio positivo para la COVID-19.

A las 09.05 hora local (13.05 GMT), los contratos futuros del WTI para entrega en noviembre perdían 1,89 dólares respecto a la sesión previa del jueves, que ya terminó con un descenso notable del 3,7 %.

El crudo de referencia estadounidense lleva varios días presionado a la baja por la preocupación en torno al aumento de casos de coronavirus en todo el mundo, la perspectiva de que se debilite la demanda y el «impasse» de un paquete de estímulo en el Congreso.
Vea también: Capturan a 147 agresores de niños, niñas y adolescentes
Trump informó a través de un tuit de que tanto él como la primera dama, Melania Trump, han dado positivo por coronavirus y han empezado un proceso de cuarentena después de saberse que una de sus asesoras más cercanas Hope Hicks, había sido contagiada.

«La noticia lanza incertidumbre tanto sobre el futuro inmediato de la campaña electoral del presidente actual y potencialmente el liderazgo de EE.UU.», explicó en una nota la firma de análisis JBC Energy Research Centre.

Los mercados ya estaban operando con pesimismo en vista de las restricciones a la movilidad que están restableciendo algunos países europeos para contener la segunda ola, lo que amenaza con interrumpir la recuperación económica y, por ende, debilitar la demanda de crudo.

Publicidad

Asimimo, los inversores acusan la falta de acuerdo entre los legisladores demócratas y republicanosde EE.UU. para sacar adelante un nuevo paquete de estímulo para paliar el impacto de la pandemia.

Del lado de la oferta, el Texas ha bajado por el aumento en la producción reportado por la OPEP en septiembre, de 160.000 barriles diarios, principalmente por el mayor suministro de Libia e Irán, que están exentos del pacto entre el cártel y sus aliados. EFE