Un exguardia polaco de un campo nazi, que vivía desde el fin de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) en Estados Unidos, fue expulsado a Alemania, adonde llegó este martes.

Nacido en Polonia, Jakiw Palij, hoy de 95 años, trabajó como asistente de las SS en el campo de trabajo forzado de Trawniki en 1941 en el cual más de 6.000 judíos fueron exterminados. El exguardia llegó al aeropuerto de Düsseldorf y fue trasladado a un centro de cuidados geriátricos cerca de Münster.

Publicidad

«La obligación que deriva de nuestra historia implica la aceptación y un debate honesto sobre los crímenes del régimen de terror nazi (…) Nosotros asumimos la responsabilidad hacia las víctimas del nacional-socialismo así como hacia nuestros socios internacionales», declaró el ministro de Relaciones Exteriores alemán Heiko Maas al diario Frankfurter Allgemeine Zeitung.

Palij inmigró en 1949 a Estados Unidos y obtuvo la nacionalidad estadounidense ocho años más tarde. Pero en 2003, un juez federal se la retiró porque mintió sobre su pasado en las SS.

«Palij mintió sobre el hecho de ser nazi y se quedó en Estados Unidos durante décadas. Su expulsión envía un mensaje fuerte: Estados Unidos no tolera a aquellos que facilitaron los crímenes nazis y otras violaciones de derechos humanos y no encontrarán refugio en suelo americano», dijo en un comunicado la Casa Blanca.