EE.UU. levantará algunas de sus sanciones económicas contra Venezuela, entre ellas la prohibición a la petrolera estadodounidense Chevron de negociar con la estatal PDVSA, para tratar de reactivar el diálogo entre la oposición y el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Así lo anunció un funcionario de alto nivel de la Administración estadounidense durante una llamada con periodistas en la que explicó que el Gobierno de Joe Biden toma esta decisión “en respuesta a las conversaciones que están teniendo lugar entre el régimen y el Gobierno interino (de Juan Guaidó)”.

También puedes leer: Frustran millonario robo en edificio del norte de Bogotá

“Todo esto responde a una petición del Gobierno interino”, enfatizó el estadounidense, “y es resultado de un acuerdo de ambas partes para volver a las conversaciones, que deberían anunciar muy pronto”.

Las conversaciones que la oposición venezolana -agrupada bajo el nombre de Plataforma Unitaria- y el Gobierno del presidente, Nicolás Maduro, estaban teniendo en Ciudad de México se suspendieron el pasado octubre tras la extradición a EE.UU. del supuesto testaferro de Maduro, Alex Saab.

Lea también: Así será el dispositivo de seguridad que acompañará la jornada de elecciones presidenciales en Bogotá

Sobre el levantamiento de la prohibición de negociar entre Chevron y PDVSA, el funcionario aclaró que la decisión permite a ambas compañías petroleras “hablar”, pero en ningún caso explotar o comerciar con crudo venezolano, por lo que no supondrá “ningún aumento de los ingresos del régimen”.

La fuente apuntó también que el anuncio está completamente desligado de la polémica por el anuncio del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, de que no asistirá a la Cumbre de las Américas si EE.UU. no invita a Cuba, Nicaragua y Venezuela a participar.

Quizás le interesa: Macabro: hallan el cuerpo de una mujer completamente incinerado en la Vía al Mar en Atlántico

El lunes, el Gobierno de Biden anunció otro cambio de postura respecto a uno de estos tres países al permitir la vuelta de todos los vuelos comerciales entre el país y Cuba, muchos de los cuales habían sido suspendidos durante el Gobierno de Donald Trump (2017-2021).

La Cumbre de las Américas se celebrará en Los Ángeles (California) del 6 al 10 de junio, la primera vez que es organizada por EE.UU. desde la edición de 1994.