8 bancos norcoreanos y 26 representantes financieros que trabajan en China, Rusia, Libia y Emiratos Árabes Unidos, fueron sancionados por Estados Unidos como respuesta a las continuas provocaciones militares del régimen de Kim Jong-un.

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro estadounidense, indicó que «estamos sancionando bancos de Corea del Norte y representantes financieros que actúan en nombre de los bancos norcoreanos en todo el mundo». 

Precisó que las medidas «ahondan en las estrategia de aislar completamente a Corea del Norte para lograr nuestros objetivos generales de una península coreana pacífica y desnuclearizada».

El Banco de Comercio Exterior, el Banco Central de la República Popular Democrática de Corea, así como el Banco de Desarrollo Agrícola o el de Desarrollo Industrial Internacional, son algunos de los sancionados. 

De esta forma, quedan congelados los activos que estas entidades puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y se prohíbe realizar transacciones financieras con ellas por parte de estadounidenses.

Esta sanción se produce una semana después de las fuertes medidas que tomó el mandatario estadounidense para ahogar las finanzas norcoreanas, que según él pretenden «expandir significativamente la autoridad (de EE.UU.) para perseguir a individuos, compañías e instituciones financieras que financian y facilitan el comercio con Corea del Norte».

Redacción Internet – CM&