En su tensa gira por medio oriente, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, ante el parlamento israelí ha hecho el anuncio que el gobierno de ese país esperaba desde hace más de un mes.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, aseguró: ‘’en las próximas semanas, nuestra administración avanzará en su plan para abrir la Embajada de Estados Unidos en Jerusalén’’.

Pence, también ha exhortado a los palestinos a volver a la mesa de negociaciones con Israel.

En respuesta a este anuncio y pedido, algunos diputados árabes israelíes fueron expulsados del recinto luego de haber protagonizado una protesta durante el discurso de Pence.

Horas antes, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, al recibir a Pence, agradeció la histórica decisión del presidente estadounidense Donald Trump.

‘’Señor vicepresidente, he tenido el privilegio durante los años que he estado aquí con cientos de líderes mundiales y darles la bienvenida, a todos ellos a la capital de Israel, Jerusalén. Esta es la primera vez que estoy de pie y cuando ambos líderes pueden decir estas palabras: la capital de Israel, Jerusalén’’, indicó Netanyahu.

El líder de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbás, actualmente en Bélgica, ha pedido a la Unión Europea, reconocer el Estado palestino.

Publicidad

Llamamos a la Unión Europea a reconocer rápidamente el Estado de Palestina y confirmamos que no hay contradicción entre el reconocimiento y la reanudación de las negociaciones’’, manifestó Mahmoud.

El pasado 6 de diciembre el mandatario estadounidense, Donald Trump anunció al mundo que su país reconoce a Jerusalén como la capital de Israel y que en muestra de ello, trasladaría su embajada.

Esta decisión generó una ola de protestas y de rechazo en el mundo árabe, especialmente en los palestinos.