La Corte Suprema de Estados Unidos bloqueó este jueves la decisión del presidente Joe Biden de imponer la vacunación contra el COVID-19 en las empresas de más de 100 empleados.

Una determinación que representa un duro golpe a los esfuerzos del líder demócrata contra la propagación del coronavirus COVID-19 y sus variantes.

Te puede interesar: La historia del niño que tiene una enfermedad incurable y sonríe a pesar de todo

Pero en contraste, la alta corte validó la obligación de vacunación para los empleados de instituciones sanitarias que dependen de fondos federales.

Los seis jueces conservadores de la Corte Suprema votaron contra la iniciativa anunciada por Biden en septiembre para que la vacunación o pruebas COVID-19 fueran obligatorias en grandes empresas.

Mira también: Relacionan misteriosa enfermedad canina a paseos por la playa

Mientras que los tres jueces liberales opinaron favorablemente por la medida, en medio de una expansión sin precedente del virus en Estados Unidos por cuenta de la variante ómicron.

En tanto, en el caso de los empleados sanitarios la obligatoriedad de vacunarse fue aprobada en una votación 5-4, en la que los jueces conservadores John Roberts y Brett Kavanaugh votaron junto a los tres liberales.

Mira además: ¿Contagiarse a propósito “para salir de eso”?, cinco razones para evitar hacerlo con ómicron

Lo anterior significa que todo empleado sanitario debe vacunarse o completar su esquema de vacunación contra el COVID-19 para desempeñar sus labores.