Un juez de un tribunal federal de Nueva York condenó a cadena perpetua a Juan Antonio “Tony” Hernández, hermano del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, por narcotráfico.

Basado en la libre elección de Juan Antonio de involucrarse en una vida de tráfico de drogas durante un período de 12 años, que afectó la vida de personas en los Estados Unidos y en Honduras, una sentencia de cadena perpetua es muy merecida“, dijo el juez Kevin Castel.

Tony Hernández, diputado en el Congreso hondureño entre 2014 y 2018, fue detenido el 23 de noviembre de 2018 en el aeropuerto de Miami.

 

Mira también: Lituania promueve apertura de una oficina comercial en Taiwán

 

Casi un año después fue declarado culpable en un tribunal de Nueva York, el 18 de octubre de 2019 por traficar cocaína con destino a EE.UU., posesión de armas y mentir a las autoridades estadounidenses.

Además, el juez dictaminó el embargo de bienes y propiedades por valor de 138,5 millones de dólares.

Dicha cifra coincide con la cantidad que supuestamente obtuvo Tony Hernández con la venta de la cocaína entre 2004 y 2015.

 

Mira además: Capturan a hombre acusado de secuestrar, violar y disparar a niño de 12 años en Miami

 

 

Adicionalmente, lo condenó a otros 30 años por el resto de los cargos, entre los que estaba el uso de armamento.

Castel insistió durante la lectura de su sentencia que el acusado y sus coconspiradores, entre los que citó al presidente Juan Orlando Hernández, “fueron indiferentes a las consecuencias de sus actos en las vidas de las personas de su propio país y de este país (EE.UU.)“.

Una sentencia larga promoverá el respeto por la ley y servirá como un disuasivo para otros que puedan implicarse en una conducta similar“, añadió el juez de Nueva York.

 

Te puede interesar: Candidato a la presidencia en Perú propone tratar el COVID-19 con aguardiente

 

La Fiscalía recriminó a Tony Hernández y lo calificó de “arrogante” por su intervención, asegurando que en lugar de mostrar remordimiento por sus actos “se queja de los abogados“.

Según el Departamento de Estado de Estados Unidos el tráfico de drogas en Honduras se redujo en un 95 % desde la llegada de Hernández a esa presidencia.