El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró que el envío a Haití de tropas estadounidenses tras el magnicidio de Jovenel Moise es algo que su Gobierno no se plantea por ahora.

La idea de enviar fuerzas estadounidenses a Haití no está en la agenda en este momento“, aseguró Biden en una rueda de prensa junto a la canciller alemana, Angela Merkel.

El mandatario puntualizó que EE.UU. ha enviado Marines pero tan solo para que aseguren la embajada estadounidense en Puerto Príncipe.

 

Te puede interesar: Algunos colombianos implicados en el magnicidio de Haití, fueron entrenados por el ejército de EE.UU.

 

 

Imagen: El presidente de Haití, Jovenel Moise, asesinado el pasado miércoles 7 de julio de 2021.

 

El Gobierno interino de Haití ha solicitado a EE.UU. asistencia militar para estabilizar a un país sumido en una crisis múltiple, pero Washington, que sí ha enviado agentes del FBI para ayudar en la investigación sobre el magnicidio, se ha mostrado cauto respecto al despliegue de soldados.

Sin embargo, al no haber cerrado del todo la puerta, esa posibilidad lleva días sobrevolando la Casa Blanca.

Por ejemplo, un alto funcionario del Gobierno de Biden que pidió el anonimato aseguró a periodistas que se trata de una posibilidad que “no está descartada” por ahora.

 

Mira también: Exmilitares colombianos habrían planeado inicialmente “arrestar” al presidente de Haití

 

 

 

No tenemos una solicitud de los haitianos de (enviar) un número específico de militares, pero tenemos otras peticiones. Estamos evaluando todo lo que podemos hacer que contribuya a la investigación“, indicó.

El funcionario añadió que su objetivo es “ampliar la capacidad de la Policía Nacional de Haití” para responder a la situación, por lo que EE.UU. se plantea enviar a más “formadores” de personal o “equipos, o apoyo técnico“, pero no ha tomado aún una decisión.

Moise fue asesinado la madrugada del miércoles de la semana pasada en su vivienda de Puerto Príncipe por un comando de 28 personas, según la Policía haitiana, de los cuales 26 son de nacionalidad colombiana y otros dos son estadounidenses de origen haitiano.