Estados Unidos anunció una prohibición de entrada para extranjeros que amenacen a activistas y periodistas.

Asimismo, sancionó a 76 sauditas vinculados al asesinato del periodista Jamal Khashoggi, dijo el jefe de la diplomacia, Antony Blinken.

Hemos dejado claro que las amenazas extraterritoriales y los ataques de Arabia Saudita contra activistas, disidentes y periodistas tienen que terminar. No van a ser tolerados por Estados Unidos“, afirmó Blinken en un comunicado.

 

 

Blinken agregó en la red social Twitter que “el asesinato del periodista y residente permanente legal de Estados Unidos, Jamal Khashoggi, conmocionó al mundo“.

A partir de hoy, tendremos una nueva política global que llevará su nombre para imponer restricciones de visa a quienes se involucren en ataques extraterritoriales a periodistas o activistas“, puntualizó jefe de la diplomacia.