Estados Unidos registró 3,8 millones de nuevas solicitudes de subsidios por desempleo en la última semana, informó el Departamento de Trabajo.

En la última semana de marzo, se marcó un récord histórico de 6,8 millones de pedidos de beneficios por desempleo.

En total, más de 30 millones de personas solicitaron estos subsidios desde mediados de marzo, en el marco de las medidas de confinamiento para contener el avance del coronavirus.

Las inscripciones en este seguro no cesan pese a que el Gobierno y la Reserva Federal (Fed, banco central) ampliaron la ayuda a las pequeñas empresas para que sigan pagando los sueldos de sus trabajadores a través del Programa de Protección de Salarios y otras medidas.

Publicidad

«Esperamos que la pérdida de empleos en abril sea impactantemente alta», dijo Rubeela Farooqi, de High Frequency Economics, en un análisis.

Oxford Economics proyecta una pérdida de 24 millones de puestos de trabajo en el mes de abril, elevando la tasa de desempleo a 14 %.

Esta cifra supera el pico de 10% alcanzado en octubre de 2009 durante la crisis financiera global.