Un joven masacró a su familia y tiempo después, buscó fama en un programa de televisión donde se reveló su atroz pasado.

En 1984 una familia conformada por Oliver Jaquet oriundo de Suiza, su esposa española, Isabela, y su hijo Cyril Jaquet Merino de cinco años de edad, llegaron a la comunidad de Benijófar, en la provincia de Alicante (España) buscando una mejor calidad de vida.

Vea más: (Vídeo) ‘Degenerado, malvado’: Presentador peruano carga contra Jhonier Leal y pide cadena perpetua

Entusiasmados con su lugar ideal, empezaron con un restaurante dedicado a las fondues; después Oliver se dedicó a instalar sistemas de calefacción, mientras que Isabela trabajaba como traductora de francés.

Por sus trabajos, lograron estabilizarse económicamente, comprar una casa e incluso, Oliver pudo coleccionar armas, todo a medida que Cyril iba creciendo, sin embargo, con el paso de los años, su rebeldía empezaba a intensificarse.

Quizás le interese: (Vídeo) Cierran restaurante que simuló un atraco como preparación para estos casos

Cyril comenzó a enfrentar todos los límites que sus padres le imponían, su desempeño académico empeoraba, sus calificaciones bajaban cada que pasaba de grado, buscaba peleas y jugaba a ser el malo del grupo.

Su físico trabajado y su personalidad extranjera lo hacían popular entre las mujeres de Benijófar, además que en su tiempo libre solía entrenar judo y salía a andar en moto con su padre.

Conozca más: (Vídeo) ‘Degenerado, malvado’: Presentador peruano carga contra Jhonier Leal y pide cadena perpetua

Aunque parecía tener una vida que muchos querían, nada de eso era suficiente para él; Cyril sentía que sus padre sno lo dejaban ser del todo libre, no le daban los permisos a las salidas que quería. “Lo tenían, quizá, demasiado consentido”, dijo un amigo de la familia, agregando que él sentía que sus papás lo estaban ahogando.

Luego de varios momentos de rebeldía, el 1 de agosto de 1994 en pleno verano cuando el joven tenía 15 años de edad, tomó la fatídica decisión de terminar con la vida de las personas que para él, no lo dejaban ser libre.

Lea más: Papa Francisco pide a los padres que no condenen a sus hijos por su orientación sexual

La tarde anterior, Cyril discutió una vez más con sus padres por no cumplir con el horario que le decían, el reclamo lo hizo enojar, de tal forma que tomó una de las armas de su papá, diseñó un plan y esperó a que llegaran sus papás a la casa.

Después de un tiempo, Isabela llegó y se dirigió a su cuarto y mientras empezaba a subir las escaleras, Cyril le disparó; luego dos tiros más volvieron a retumbar en la casa haciendo que una de las balas quedara en la cabeza de ella.

Podría ver: Video: Muere linchado conductor que arrolló y mató a madre e hija emberas en Bogotá

Dejó el cuerpo de su mamá en el piso esperando cuatro horas a Oliver. Una vez entró a la vivienda el papá, Cyril lo esperaba en la cocina; sin mediar palabra, accionó el arma. Le disparó seis veces y la última apuntó también a la cabeza.

Sin reconocer ningún sentimiento, frío y calculador, simuló un robo. Abrió todos los cajones, desordenó la casa, tomó algunos objetos de valor para luego desaparecerlos, se subió a su bicicleta, se dirigió a casa de sus abuelos y allí pasó la noche como si no hubiera pasado nada.

Le puede interesar: Óscar Iván Zuluaga dio positivo para COVID-19 tras debate con precandidatos

Al otro día volvió a su hogar mostrándose en shock, luego se le vio gritando que habían robado su vivienda y habían asesinado a sus padres. Benijófar se conmovió, nadie podía creer que algo tan aterrador ocurriera en el pueblo. Todos se apiadaron del joven y buscaban acompañarlo.

Sus vecinos y familiares se sorprendían con la tranquilidad con la que enfrentó la muerte de sus padres, no lloraba, no se inmutaba, nadie que no lo conociera hubiera pensado que vivió algo tan impactante.

Podría leer: Ocho claves para estar en la misma casa con alguien con Covid y evitar contagiarse

Sin embargo, una emoción alertó a la Policía. Durante el entierro, mientras todos lloraban, Cyril sonreía y, hasta se dio el gusto de contar algunos chistes. Diez días después, confesó el crimen, el ‘pobre huérfano’ como había sido catalogado, era un asesino, había masacrado a sus padres.

“Fui yo. Los maté porque me retaban y me pegaban”, admitió frente a las autoridades, y la investigación confirmó el atroz suceso.

Conozca más: Video: Biden llama “estúpido, hijo de…” a un periodista

“Yo al chico lo quería como un hijo, hasta que hizo eso. Eran mis mejores amigos. Nunca he conocido a gente tan educada, seria y amiga”, dijo Manuel Espinoza un amigo íntimo de la pareja.

Debido a que Cyril era menor de 16 años, lo condenaron a pasar tres años en un centro de menores, allí ingresó el 12 de agosto de 1994.

Lo más visto: (Video) Brutal escarmiento de un padre al hombre que intentó abusar de su hija de 15 años en un ascensor

Después de cumplir su condena, se fue a vivir a Mallorca, lejos de su pueblo para evitar las miradas inquisidoras o de silencios punzantes. En la isla vivió durante los siguientes siete años, tuvo varios trabajos hasta que se convirtió en auxiliar de vuelo, una profesión soñada.

Elegante, educado y bilingüe (hablaba francés a la perfección) hizo que su carrera triunfara rápidamente; empezó a trabajar para Air Europa sin ningún antecedente judicial debido a que la Ley del Menor española no los registraba.

Podría leer: Conmoción por el suicidio de joven abandonado dos veces por sus padres en China

Solía cubrir los viajes a Suiza y a Francia, era encantador y tanto como sus compañeros de trabajo como los pasajeros lo adoraban. Sostuvo una relación con una azafata mallorquina, pero su relación duró hasta el 2006 cuando decidió mudarse a Madrid, allí empezó a trabajar en Air Madrid.

Con 29 años de edad, conoció a Paola Alberdi de 24 años; jóvenes, ambiciosos, soñadores y aventureros, decidieron participar en el reality ‘La vuelta al mundo en directo’, un programa del canal Antena 3 que buscaba parejas para recorrer el mundo. Si ganaban, conseguirían 250.000 euros (cerca de 1.116.291.855 de pesos).

Mire más: (Vídeo) La verdad detrás del hombre se levantó de una morgue luego de ser declarado como muerto

Después de pasar por varios filtros, fueron seleccionados, nadie sospechaba que aquel muchacho de cabello rizado tuviera un turbio pasado.

Durante el programa los mostraban recorriendo paisajes de ensueños, esas imágenes sirvieron para alertar a los residentes de Benijófar quienes de inmediato recordaron al joven de 15 años que había asesinado sus padres.

Vea también: “Eran muy chiquitos y buscaban billete”: Mujer de 70 años fue robada y golpeada en su casa

El hecho se volvió difundió en las emisoras, en los medios de comunicación e incluso en algunas redes sociales que hasta ahora estaban empezando a surgir.

Óscar Martínez, productor y conductor del show aseguró que no sabía nada ya que Cyril dijo que sus padres habían muerto “de una manera muy trágica”.

Conozca más: Turista fue expulsada de Venecia por posar en topless en un monumento a los caídos

Cyril y su pareja estaban en Venecia y los obligaron a regresar, pero el show continuaba. Antes de expulsarlos, los sentaron frente a cámaras para dar una entrevista. A él se le notó molesto. “Yo no pienso aclarar nada, no pienso dar más pie a esta bola de nieve”, afirmó Cyril.

“Yo lo apoyo desde el primer día que lo conozco y lo voy a seguir haciendo”, expresó Paola indicando que conocía todo desde el principio de la relación. Tiempo después se casaron, tuvieron dos hijos y ‘enterraron’ el pasado de Cyril en Benijófar, mismo lugar que se despidió de sus padres.