El empresario y filántropo británico Richard Branson alcanzó este domingo el espacio a bordo del avión VSS Unity, que casi una hora antes despegó con éxito desde la base Spaceport America en el desierto de Nuevo México (EE.UU.).

Tras un retraso de hora y media debido a las condiciones del tiempo, el avión espacial de la compañía Virgin Galactic despegó alrededor de las 08.40 hora local (12.40 GMT) montado sobre la nave propulsora VMS Eve y con los seis miembros de su tripulación a bordo, incluido Branson, el fundador de la firma.

Podría leer: El papa Francisco hace el Ángelus desde su balcón del hospital

El avión, con dimensiones similares a las de un jet privado, se separó de forma fluida de la nave VMS Eve, llamada así en honor a la madre de Branson, tras alcanzar una altura de unos diez mil pies (poco más de tres kilómetros), para luego continuar su viaje hacia las fronteras del espacio y a unas 50 millas (80 kilómetros) sobre la superficie de la Tierra.

Tras permanecer unos minutos en el espacio, la nave volvió a la Tierra, aterrizó en una pista de la base aérea Spaceport America aproximadamente a las 10H40 locales (15H40 GMT). A su llegada Branson fue recibido en la pista de aterrizaje por tres de sus hijos y ante la presencia de unas 200 personas.

Lea también: El caso inédito de una belga de 90 años infectada con dos variantes de covid-19

Branson, quien mientras volaba describió la experiencia como “única en la vida”, es el primer multimillonario que ha realizado un viaje como turista al espacio en una nave desarrollada por una empresa que él mismo fundó, adelantándose a Jeff Bezos, que espera conseguir el mismo hito el 20 de julio.

Richard Branson realizó este viaje para evaluar la experiencia de los futuros clientes de los vuelos espaciales que haga Virgin Galatic, compañía que fundó en 2004 y que tiene previsto aún por lo menos otros tres vuelos de prueba como el de este domingo.