Los talibanes siguen persiguiendo y ejerciendo violencia contra aquellos que portan la bandera afgana en las calles.

La agencia de noticias Aśvaka reveló nuevos videos en los que se observa a talibanes parando carros con banderas afganas y sacando a los golpes a los conductores, para luego llevárselos en otros automóviles.

La bandera tricolor afgana desafió a los talibanes durante las conmemoraciones por el 102 aniversario de la independencia de Afganistán del Imperio Británico, una insignia que se ha convertido en un símbolo de unidad y resistencia frente a la bandera blanca de los insurgentes.

Esta es la primera conmemoración por la independencia en dos décadas que se produce con los talibanes de nuevo en el poder, después de que tomaran Kabul el domingo sin encontrar resistencia, mientras el presidente afgano, Ashraf Ghani, huía de Afganistán.

Hoy, pese al temor a los talibanes, recordados por la brutalidad con la que impusieron su régimen en el pasado, el país fue testigo de algunas protestas de civiles que se oponen a la sustitución del pabellón tricolor de Afganistán por la bandera blanca que identifica a los talibanes y a su Emirato Islámico.

En Kabul, cientos de personas se lanzaron a las calles ondeando la que ha sido hasta ahora la bandera nacional del país, desafiando la presencia de los combatientes que custodian las calles de la capital afgana.

Te puede interesar: ADRES giró $543.557 millones a EPS por pruebas COVID-19 entre junio y agosto 2021

Una caravana de coches recorrió partes de la ciudad gritando “¡Viva Afganistán!”, con una bandera tricolor gigante que se extendía por decenas de metros sobre la cabeza de los manifestantes, una hazaña impensable en el primer periodo del régimen talibán.

“La bandera nacional es nuestra identidad nacional”, dijo Ali Khan.

Manifestaciones similares han tenido lugar en los últimos días en las ciudades de Jalalabad, Khost y Taleqan.

El tricolor afgano, de tres franjas verticales en negro, rojo y verde, ha estado presente en Afganistán, con algunas modificaciones en su escudo central, a lo largo de la historia del país, especialmente en los últimos veinte años tras la caída del régimen talibán en 2001.

Sin embargo los talibanes han desafiado este símbolo del país sustituyéndola con la bandera blanca inscrita con el Shahada, la declaración de fe islámica, que representa su Emirato Islámico.