El cuñado del rey Felipe VI, Iñaki Urdangarin, ingresó en prisión para cumplir una pena de cinco años y diez meses de cárcel que le impuso el Tribunal Supremo por un caso de corrupción.

Urdangarin, esposo de la infanta Cristina, ingresó en la pequeña cárcel de Brieva, en la provincia castellana de Ávila, limítrofe con Madrid.

El hombre llegó anoche al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas procedente de Ginebra (Suiza), donde residía con su esposa y sus cuatro hijos, podía elegir el centro penitenciario donde deseara entregarse como cualquier condenado que se encuentre en libertad.

Urdangarin fue condenado por el desvío de varios millones de euros, de dinero público a una fundación sin ánimo de lucro que él mismo presidía.

Es la primera vez en la historia moderna de España que un pariente de un monarca entra en la cárcel, tras un mediático proceso judicial que ha durado doce años.

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Publicidad

Lea más noticias en el Canal 1