Colleen Smith de 22 años de edad, relató cuando sus ‘amigos’ la violaron y la grabaron durante seis horas; la joven pensó que iba a morir.

Smith fue atacada el 10 de septiembre de 2020 en Maidstone (Inglaterra) por Samantha Hart, de 32, y Charlie Olding, de 22, además, el repugnante hecho fue filmado por el primo de Olding, Lee Kitchiner, que tenía 17 años en el momento del abuso.

Lea más: Un niño de 5 años muere de un balazo en EE. UU. durante filmación de video de adolescentes

La joven se fue a vivir con Samantha y Charlie y, tres semanas después, cuando Smith iba de regreso a casa, fue agredida en un callejón por parte de sus dos amigos y por Lee. Luego, fue arrastrada y obligada a bajar al sótano de la vivienda.

“Estaba totalmente sorprendida como ‘¿por qué harían esto?’, fue muy confuso. Esperaba que fuera un sueño y me iba a despertar en cualquier momento, pero obviamente no fue un sueño“, expresó Smith.

Quizás le interese: Un gato salva a su dueño de una venenosa serpiente escondida en su casa

La joven fue obligada a tener relaciones sexuales con Olding mientras la grababan. El atroz hecho duró seis horas donde ella les rogaba que se detuvieran, pero no lo hacían.

“Pude ver que estaban filmando y estaba pensando en mi cabeza, ‘¿van a enviar esto a mis amigos? ¿Van a enviar esto a la gente para que se rían de mí?’ Eso es lo que me preocupaba. No sabía si iba a vivir o no”, sostuvo Smith.

Lea también: Judicializan a responsable de un matadero ilegal de carne de caballo y de burro en el Atlántico

Tras el abuso, los agresores se fueron a dormir, mientras que Smith huyó a la casa de un amigo sobre las 11:30 de la mañana; luego, fue llevada a un hospital por una presunta rotura de la cuenca del ojo. “Pensé ‘si no corro, moriré; si no corro, me iré y mi familia ni siquiera lo sabrá'”, dijo la joven.

Collen Smith fue diagnosticada con un trastorno de estrés postraumático, además, tiene cicatrices emocionales. “He tenido cicatrices de por vida y he tenido pesadillas desde entonces y son tan malas que literalmente grito, pero no hay nada que pueda hacer”.

Vea más: Galería: las increíbles fotos preseleccionadas para el premio de Vida Silvestre

Lo que hicieron fue hacerme sentir no querida, avergonzada y sola. A veces escucho voces en mi cabeza que me dicen que no valgo nada. Yo era una persona alegre y animada, pero ahora estoy deprimida. Solo soy una persona rota”, manifiesta Smith.

Los agresores fueron capturados y el Tribunal de la Corona de Maidstone escuchó la declaración de la joven, además, la corte vio más de 30 clips del teléfono de Olding del brutal ataque.

Podría leer: Combate entre el Ejército y el Eln deja dos militares muertos en el Cauca

El juez Philip Statman dijo que Hart se comportó de “manera dominante, ejerciendo poder” sobre la víctima en lo que fue “el acoso del tipo más salvaje”.

“Cada uno de ustedes hizo comentarios insensibles y repugnantes sobre cómo se debe realizar este acto (violación). Hizo que la víctima fuera violada y ella se sintió avergonzada y disgustada por lo que le decían que hiciera (…) Este fue un grave ataque de naturaleza sexual perpetrado contra su víctima; Collen fue sometida a viles abusos, intimidación y humillación“, indicó el juez Statman.

Lea también: El mundo intenta protegerse ante nueva variante ómicron

Aunque la joven quiso ir para “verlos a la cara” y vieran lo que le hicieron, no pudo. “Espero que obtengan lo que merecen en prisión por lo que me hicieron”.

De esta manera, Hart y Olding fueron condenados por violación y por hacer que una persona participara en actividades sexuales; por lo cual, les impusieron cárcel por 11 y 10 años respectivamente.

Vea más: A la cárcel dos hinchas de fútbol señalados de asesinar a un ciudadano extranjero en Medellín

Por su parte, Lee Kitchiner, ahora de 18 años, fue declarado culpable del delito de actividad sexual, pero absuelto de violación y agresión. El adolescente recibió una sentencia de prisión de dos años suspendida por dos años con 200 horas de trabajo no remunerado, 30 sesiones de rehabilitación y un toque de queda marcado de 12 meses.

Finalmente, Collen Smith instando a más víctimas de agresión sexual para que denuncien. “No tengas miedo de hablar sobre lo que has pasado. Por favor, dile a alguien, he aprendido que si le dices a alguien puedes obtener el apoyo que necesitas”.