El distrito escolar de Missouri, Estados Unidos, estaría retomando el castigo corporal como método para disciplinar a los estudiantes. Esta medida fue aplicada por última vez hace más de dos décadas.

Desde el pasado 22 de agosto, las clases en el distrito Escolar Cassville R-IV se reanudaron para 1.900 alumnos luego, de que en junio se celebrara una junta escolar con los padres de familia en donde se les notificó la medida del “uso de la fuerza física como método para corregir el comportamiento de los estudiantes”.

Lea más: En bolsas plásticas hallan cuerpos de tres personas en Kennedy

Los padres tuvieron que entregar un formulario para autorizar a la escuela utilizar una ‘paleta’ con su hijo para disciplinarlo.

Formalmente, esta medida es conocida como ‘castigo corporal’, la cual involucra golpear a los alumnos en la cola con una paleta de madera.

Conozca más: Aumenta a 25 la cifra de muertos tras ataque de Rusia contra una estación de tren en Ucrania

“En Cassville, los miembros del personal emplearán fuerza física razonable sin posibilidad de lesiones o daños corporales en presencia de un testigo, de acuerdo con la nueva política”, señala la institución educativa resaltando que el maestro que cometa la acción debe presentar un informe explicando la razón detrás del castigo.

La superintendente Merlyn Johnson explicó que los alumnos más jóvenes podrían recibir uno o dos cambios de remo, mientras que los estudiantes mayores podrían recibir hasta tres. “Nos centraremos en educar a nuestros estudiantes”.

Podría leer: Cinco militares heridos tras la activación de campo minado en el Tarra, Norte de Santander

Esta medida no es nueva en Estados Unidos; en 1867, Nueva Jersey se convirtió en el primer estado en prohibir la práctica en las escuelas públicas, pero pasaron más de 100 años antes de que otros estados hicieran lo mismo.

No obstante, una decisión de la Corte Suprema de 1977, Ingraham v. Wright, consideró constitucional el castigo corporal en las escuelas públicas y dejó que los estados decidieran qué hacer.

Quizás le interese: ¿El año más mortífero para inmigrantes? Policía encuentra cuerpos de migrantes casi todos los días

Grupos como la Academia Estadounidense de Pediatría y la Asociación Estadounidense de Psicología han advertido que el castigo corporal puede provocar problemas académicos, emocionales y de comportamiento.

Lea más: Biden perdona parte de la deuda estudiantil, cancelará hasta 10.000 dólares de deuda por estudiante

Un estudio de 2016 del Journal of Family Psychology encontró que las ‘nalgadas’ aumentaban el riesgo de agresión y comportamiento antisocial.

Sin embargo, Johnson insiste en que la acción disciplinaria se usará solo como último recurso cuando los castigos como suspensiones o detenciones no funcionen.“El refuerzo positivo, nos encanta. Eso funciona con muchos niños”.