En Groenlandia, los efectos del calentamiento global son obvios. En esta gigantesca isla ártica, cuatro veces más grande que Francia, el derretimiento del hielo, que provoca el aumento del nivel del mar, se cuadruplicó entre 2003 y 2013.

Una imagen le ha dado la vuelta al mundo, al mostrar las consecuencias del cambio climático en esta zona del mundo, que registró hasta 17 ºC la semana pasada.

En la fotografía se observa a varios perros halando un trineo en Inglefield Bredning, situado al noroeste de Groenlandia, y se ve cómo los animales están caminando sobre el hielo derretido.

Pese a que el verano está muy próximo, en Groenlandia las temperaturas máximas en junio son de 3,2 grados centígrados según Andrés Barbosa, investigador del CSIC.

Le puede interesar: Un millón de especies estarán en peligro de extinción en las próximas décadas

En un estudio publicado el pasado mes de abril en la Academia Estadounidense de las Ciencias (PNAS), los investigadores recalcularon la pérdida de hielo desde 1972, cuando los primeros satélites Landsat, que fotografiaban regularmente Groenlandia, fueron puestos en órbita.

«Cuando uno mira hacia atrás durante varias décadas, es mejor sentarse antes de ver los resultados, porque da un poco de miedo ver lo rápido que cambia», dijo el glaciólogo francés Eric Rignot, de la Universidad de California, en Irvine, coautor del estudio con colegas de California, Grenoble, Utrecht y de Copenague.

Publicidad

Seis veces más derretido

El hielo se está derritiendo seis veces más rápido hoy que en la década de 1980, según los investigadores. Los glaciares de Groenlandia por sí solos han contribuido a un aumento de 13,7 milímetros del nivel del mar desde 1972.

«El deshielo glaciar observado desde hace ocho años es equivalente al de cuatro décadas anteriores», resume Amber Leeson, de la Universidad de Lancaster.