El Ejército israelí mató hoy a un menor palestino que presuntamente lanzó cócteles molotov contra un puesto de control militar en las afueras de Jerusalén Este ocupado, siendo este el segundo palestino muerto esta jornada por disparos de las fuerzas de seguridad israelíes.

El fallecido de 16 años e identificado como Yamen Nafez Jafal por el Ministerio de Sanidad palestino, recibió disparos de las tropas israelíes tras lanzar supuestamente cócteles molotov en una posición militar en el área de Abu Dis, suburbio en la periferia de la Ciudad Santa, concretó un portavoz militar en un comunicado.

Podría leer: Ministro ucraniano asegura que hay 20.000 voluntarios extranjeros para combatir a Rusia

“Las tropas actuaron para parar el ataque disparando a uno de los sospechosos”, que “sucumbió a sus heridas”, agregó la misma fuente, que dijo que otro sospechoso consiguió escapar del lugar.

La muerte de este menor se produce después de que esta madrugada otro palestino de 19 años muriera en la Ciudad Vieja de Jerusalén por disparos de la Policía israelí, tras atacar con un cuchillo a los agentes y herir levemente a dos de ellos. El incidente tuvo lugar en uno de los accesos a la Explanada de las Mezquitas.

Lea más: Putin le dice a Macron que logrará sus objetivos “con la negociación o con la guerra”

Este mes, al fallecimiento de los dos jóvenes de hoy, se añade el de un estudiante palestino que murió el pasado uno de marzo, después de que el Ejército le disparara en Cisjordania ocupada, en circunstancias aún poco claras.

Aquel mismo día, dos palestinos más murieron en choques en el campo de refugiados de Yenín, durante una redada de fuerzas especiales israelíes.

Conozca más: Capturan a cuatro presuntos integrantes señalados de enviar cocaína en vuelos chárter

Los enfrentamientos entre palestinos y fuerzas de seguridad israelíes durante protestas, redadas y otros incidentes suelen ser habituales en Cisjordania y Jerusalén Este, y a veces derivan en víctimas mortales.